«Es además urgentísimo que se renueve en todos, sacerdotes, religiosos y laicos, la conciencia de la absoluta necesidad de la pastoral familiar como parte integrante de la pastoral de la Iglesia, Madre y Maestra. Repito con convencimiento la llamada contenida en la Familiaris consortio: “...cada Iglesia local y, en concreto, cada comunidad parroquial debe tomar una conciencia más viva de la gracia y de la responsabilidad que recibe del Señor, en orden a la promoción de la pastoral familiar. Los planes de pastoral orgánica, a cualquier nivel, no deben prescindir nunca de tomar en consideración la pastoral de la familia” (n. 70).


31 de julio de 2014


Pulsa ESC para abortar
Victoria Blasco López
“La red está sobrecargada. Pulsa ESC para abortar”. Este mensaje en la pantalla del ordenador se repite una y otra vez en los lugares de veraneo porque la red no está preparada para asumir el aumento de internautas que se produce en los lugares de descanso estival. “Aborto”…, “ESCape”…,”sobrecarga”…Me voy al diccionario y miro el significado de Escapar: Fuga apresurada con que alguien se libra de recibir el daño que le amenaza. Busco también su antónimo: afrontar. Hacer cara a un peligro, problema o situación. ¿Es el aborto un escape?. Sometiéndose alguien a un aborto ¿se puede librar de recibir un daño?. ¿De verdad alguien puede pensar que un aborto puede evitar una sobrecarga y no hacerte llevar una carga aun mayor para el resto de tu vida?. Después de mucho pensar llego a la conclusión de que la verdadera liberación es ESCapar del aborto porque la vida tiene solución desde la vida. Pulsa ESCape : A cualquier acto de dominación de un ser humano sobre otro, máxime si una de esas vidas en más indefensa y vulnerable. A tantos mensajes de libertad que no van unidos a la responsabilidad y que nos ocultan que los actos no tienen consecuencias propiciando la creación de una sociedad adolescente. A los que intentan convencerte que un embrión es un saquito de células y no un individuo genéticamente irrepetible al que sólo desde la ignorancia o la voluntad de engañar se puede describir como parte del cuerpo de la mujer. A los que quieren convencerte de que la vida en el seno materno no es vida humana hasta que no forme parte de nuestras aspiraciones y no te cuentan que la vida es un valor independientemente de que alguien la desee o no. A esos políticos que usurpan voces ajenas para reforzar la suya y hablan en nombre de las mujeres como si fueran sus únicos representantes robándoles su derecho a decidir en libertad y sin presiones. Si tan preocupados están por los derechos de las mujeres, ¿por qué les niegan el derecho a hablar por sí mismas?. A los poderosos, a los empresarios de la muerte, a los que se lucran con el sufrimiento de una mujer ante lo inesperado y que llaman “clínica” a un sitio donde mueren la mitad de los pacientes que entran. A los que hablan mucho de violencia contra la mujer y después consideran que quitar la vida de un hijo en gestación, sea envenenándolo químicamente o desmembrándolo quirúrgicamente , no es un acto violento también contra la misma mujer. A los que niegan que el aborto es una solución machista a un problema de todos sin considerar que el aborto es la garantía última de la irresponsabilidad sexual del varón que gracias a él deja en manos de la mujer toda la responsabilidad de las relaciones sexuales y será la mujer quien cargará con el peso moral, sicológico y vital de esta decisión o asumirá las consecuencias (la responsabilidad sobre el niño) en caso de no hacerlo. A las feministas de pacotilla que no se preocupan de la soledad de muchas mujeres ante un embarazo imprevisto, que la dejan sola ante el empresario que se aferra a una legislación que le permite despedirla y que la abandonan ante el varón que la dejó embarazada y que reniega de su responsabilidad. A los que te ocultan que el 78% de mujeres que abortan sufren el síndrome post-aborto, con clínica definida y que perdura enmascarada años, pero repunta con brotes de depresión, angustia, insomnio, inapetencia sexual o promiscuidad, absentismo escolar en adolescentes, intentos de suicidio, etc. A las resentidas que protestan porque la mujer siempre ha sido tratada como propiedad del hombre y, sin embargo, quieren que tratemos a los niños como propiedad para ser desechados cuando lo consideren oportuno. A los que legislaron que el derecho a la vida de un niño no nacido empieza en la semana 14. Si ellos creyeran sinceramente que el aborto es un derecho cuyo ejercicio compete únicamente a la mujer embarazada habría permitido acceder a él libremente hasta el final mismo de la gestación, algo que obviamente no incluyeron en la ley actual porque hasta ellos son conscientes de la inmoralidad intrínseca que supone acabar de manera indiscriminada con una vida humana. En resumen, ESCapa de tanta mentira que pretende justificar racionalmente lo injustificable. Defender la vida del hijo antes del parto es uno de los caminos más valiosos para promover la dignidad de la mujer y para tutelar la vida de su hijo. El aborto libre no permite elegir entre ser o no ser madre, sino entre ser madre de un hijo vivo o de un hijo muerto. El país que acepta el aborto no está enseñando a su pueblo a amar sino a aplicar la violencia para conseguir lo que se quiere. No podremos enseñar a amar a las futuras generaciones si consideramos legítimo acabar con las vidas de los más débiles.
Fuente: Forum Libertas

30 de julio de 2014

HASTA SESENTA CASOS

Denuncian a la multinacional abortista Planned Parenthood por encubrir a violadores y pederastas

Según informa HO, la multinacional del aborto Planned Parenthood, ha sido demandada por someter a un aborto a una menor y devolverla a su violador. Lamentablemente, no se trata de un caso aislado: desde el portal Life Site, Dustin Siggins informa del nuevo informe publicado por el grupo provida Life Dynamics, Inc. que destaca hasta sesenta casos de encubrimiento a pederastas por parte de los negocios abortistas a los que llevaron a las menores a 
(HO/InfoCatólica) El poderoso lobby abortista, que invirtió 1,7 millones de dólares en apoyar la reelección de Obama (recibiendo a cambio una lluvia de fondos públicos: más de 540 millones sólo en 2013) y que escenificó a lo grande su apoyo al Partido Demócrata en las últimas presidenciales por comprometerse en su Convención Nacional a promover el «derecho» al aborto, no deja de protagonizar escándalos, de tal envergadura que ni su poderoso apoyo mediático logra ocultar.
Los casos muestran que este incumplimiento por parte de los abortorios de las leyes que obligan a notificar a las autoridades las posibles violaciones «está teniendo profundas consecuencias para las víctimas de abuso sexual infantil».

«Es solo la punta del iceberg»

A esto hay que sumar, como advierte el propio informe, que los casos documentados y expuestos son «una muestra representativa de la cantidad total de los procesos penales que encontramos. Si tuviéramos los recursos necesarios para localizar, verificar y publicar todos los casos, seguiría siendo sólo la punta del iceberg».
«En realidad, sólo una pequeña parte de estos casos culminan en una acción legal y, por lo tanto, la gran mayoría nunca será conocida por nadie que no sean las víctimas, los autores y las clínicas de abortos» , agrega el grupo.
Más información en el blog Contando Estrellas

Dios mira la vida de cada persona con paciencia y misericordia




El Papa en la semana


(RV).  El mal del mundo no proviene de Dios, sino de su enemigo, el maligno, que ha sembrado el mal en medio del bien: a nosotros, los hombres, no nos es posible separarlos netamente, pero Dios, al final, podrá hacerlo. 



Lo dijo el Santo Padre el tercer domingo de julio en la Plaza de San Pedro antes de rezar la antífona mariana del Ángelus, en la que comentó la parábola de Jesús de la semilla buena y de la cizaña, propuesta por la liturgia de ese día. 



El Papa recordó que aquí Cristo afronta el problema del mal en el mundo y pone de relieve la paciencia de Dios, dueño del campo, contrapuesta a la impaciencia de los siervos que, como nosotros, tienen “gran prisa en juzgar, clasificar, poner a los buenos de una parte, y a los malos de otra”. 



Dios en cambio, dijo Francisco, sabe esperar. Él mira el “campo” de la vida de cada persona con paciencia y misericordia: ve mucho mejor que nosotros la suciedad y el mal, pero también ve los retoños de bien y espera con confianza que maduren. Y añadió que gracias a esta paciente espera de Dios, la misma cizaña, al final, puede convertirse en semilla. Una paciencia que no es indiferencia ante el mal. Al final, concluyó el Papa, el juez será Jesús, que nos juzgará con la misma medida con la que habremos juzgado: “La misericordia que habremos tenido hacia los demás también mantenida con nosotros”.



Después de rezar a la Madre de Dios el Pontífice exhortó a perseverar en la oración por las situaciones de tensión y de conflicto que persisten en diferentes partes del mundo, especialmente en Oriente Medio.



El espacio “El Papa en la semana”, se transmite los sábados en las emisiones informativas de las 17,30; 01,45 y 03,20 UTC.






29 de julio de 2014

HAN SALVADO MUCHAS VIDAS

La Audiencia provincial de Badajoz da la razón a las mujeres que luchan a favor de la vida ante una clínica abortista

La Sección primera de la Audiencia provincial de Badajoz acaba de dar la razón, en sentencia firme a la que ha tenido acceso HO, a las rescatadoras que se concentran ante el negocio abortista ‘Los Arcos’ de la capital pacense, a cuyas puertas acuden para orar por el fin del aborto y para asistir a las mujeres que, ante la falta de apoyos para seguir adelante con su embarazo no deseado y en situación de dificultad, acuden al citado negocio abortista sin encontrar otra salida.
(HO/InfoCatólica) Margarita Cabrer es madre de familia, vicepresidenta del Circulo AMAVI (Amigos de la Maternidad y de la Vida) de Apoyo Integral a la Mujer Embarazada, colaboradora de HO y una de las dos rescatadoras que plantan incansable batalla al aborto ante `Los Arcos’. Por ello ha padecido la furia de quienes alimentan este negocio sin escrúpulos.
Ahora, con esta victoria judicial, se pone fin a largos y dolorosos años de lucha, en los que Margarita ha sacrificado mucho en lo personal y en lo familiar, incluso pesó sobre ella la pena de cárcel. Ahora podrá continuar con más empuje esta gran labor, que se ve recompensada en cada sonrisa de los bebés que han logrado rescatar del aborto; en cada madre que le agradece feliz el apoyo recibido para no caer en «el peor error de sus vidas»; y en el calor de aquellas otras que, siendo víctimas de las garras del aborto, les agradecen cada día su compañía y asistencia para tratar de superar las graves secuelas de una decisión a la que se vieron abocadas y de la que «no hay día», confiesan, en el que no se arrepientan.
- ¿Cómo valoras la sentencia?
Es una buenísima noticia. Hace unos días recibimos la noticia: la administración de justicia había fallado favorablemente en primera y segunda instancia defendiendo el derecho de las personas que estamos en la puerta del Centro de Exterminio Prenatal de Badajoz a permanecer en la misma acera informando sobre los efectos nefastos de la actividad que allí se realiza. Ni un paso más atrás ni unos metros más allá.
- ¿Qué consecuencias prácticas se derivan de esta sentencia?
La sentencia viene a decir que quienes permanecemos en la puerta esperando a hablar con las madres e intentamos convencerlas de que no aborten, estamos ejerciendo un derecho constitucional (C.E. art.20) Se reconocen y protegen los derechos: A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.
Las consecuencias prácticas que se derivan son muy reconfortantes para nosotras, porque ahora ver venir el coche de la Policía Nacional ya no será una situación incómoda y desagradable sino que, amparándonos la justicia en nuestra labor, el trabajo de la Policía Nacional es garantizar esa labor y no obstaculizarla.
Esperamos que esta sentencia dé mucha tranquilidad a todos los rescatadores españoles, que permanecen valientemente en las inmediaciones de los abortorios, siendo acosados por los trabajadores de estos infames negocios. El verdadero talante de los promuerte se ha puesto de manifiesto en muchas ocasiones de forma violenta contra los rescatadores (jóvenes, o ancianos), sobre los que no dudan en descargar toda la agresividad que este trabajo les genera.
- Hablemos de cuándo y cómo comienza esta lucha en los tribunales.
Nosotras comenzamos esta lucha en los tribunales precisamente después de una agresión verbal de la que fuimos objeto dos de las rescatadoras de Circulo AMAVI. Llevábamos más de cinco años ofreciendo información y ayuda sin ningún problema destacable, pero un día el gerente del centro salió a increparnos e insultarnos; parecía estar fuera de sí o mentalmente afectado.
Fue tal el bochorno que consiguió que nos metiéramos en el coche y nos fuéramos; pero cuando analizamos con nuestras familias lo ocurrido, vimos que no podíamos dejar sin denunciar los hechos y así lo hicimos. Mes y medio después este mismo hombre me agredió causándome lesiones físicas.
La empresa y el agresor han intentado retrasar una y otra vez la vista del juicio e incluso han interpuesto denuncias contra mí, para enturbiar el relato de los hechos.
- ¿Por qué se han caracterizado esta batalla judicial?
Acudir a un juicio es algo perturbador si no estás acostumbrada, pero yo no quería ofrecer una imagen a mis agresores de debilidad. Por eso cada una de las casi 24 veces que he tenido que acudir durante estos dos años al juzgado, me ponía unos buenos tacones y mi mejor sonrisa y ofrecía con gusto el sufrimiento interior por la salvación de las almas de todos ellos y la conversión de las mamas que han abortado.
Me causaba mucho dolor ver cómo se burlaban de mí, pues una y otra vez durante dos años pedían un nuevo retraso del juicio. A ellos no les causaba trastorno, pero a mí me ha condicionado la vida durante estos dos años. Todos los meses he tenido que hacer planes en función de la fecha prevista del juicio.
- ¿Qué destacas tras esta sentencia, con lo vivido, lo luchado y lo padecido?
Han sido dos años de mucho estrés, de muchos abandonos de amigos en la causa provida, pues la imagen que estos centros ofrece es aparentemente impoluta y tú, luchando sola contra lo aparentemente legal, pareces una fundamentalista. Era algo chirriante para muchas personas buenas pero con pocos criterios.
La piedra se ha movido por la perseverancia de quienes permanecieron en la puerta firmes pero, ¿cuánto más se hubiera podido hacer si todos hubiéramos empujado a la vez en la misma dirección? Teníamos razón desde el principio. Somos humanos y el miedo condiciona muchas de nuestras acciones.
Espero que este caso ayude a abrir los ojos a la realidad sin escrúpulos del negocio del aborto, cuyos máximos beneficiarios no dudaron en denunciar falsamente a las mujeres rescatadoras para quitárselas de la puerta. Así como a agredirles verbal y físicamente.
En el juicio los trabajadores del Centro de Exterminio Prenatal en un desesperado cruce de denuncias afirmaron bajo juramento que una rescatadora de la asociación Circulo AMAVI se encontraba en el lugar el día de los autos pero quedo demostrado que no fue así. Nos vamos a reservar el derecho a interponer una denuncia por acusación falsa y perjurio.
- Visto lo padecido estos años, una compromiso tan lógico como el de defender el derecho a la vida, sobre todo el de los más inocentes e indefensos, y los derechos de la mujer, como lo es la maternidad, parece lamentable e incomprensiblemente exigir una misión de héroes.
Nuestra labor es asistir a las madres que lo necesiten, pero si el lobby abortista nos quiere amedrentar se va a encontrar con personas valientes que no le tienen miedo a nada. No porque seamos personas especiales, sino precisamente porque somos madres normales y corrientes acostumbradas a la lucha, a defender a nuestra familias y aquello en lo que creemos.
Todos estamos llamados a implicarnos en el desarrollo de nuestras ciudades, en la vida política y en la vida pública. El Papa Benedicto XVI lo dijo: «Si nosotros, los cristianos, no asumimos nuestras responsabilidades públicas, otros lo harán». Cualquiera estamos llamados a ser responsables; de nosotros y de los demás.
- ¿Dónde radica la necesidad de comprometerse?
Lo que se está haciendo con la juventud en España es una negligencia que nos pasará factura muy pronto. Abocamos a los jóvenes a usar su cuerpo para el placer sin ninguna responsabilidad porque eso es más cómodo que ponerles límites. El aborto libre y gratuito es «la solución final» a esta gestión. Mientras toda la sociedad repite como un mantra que «es por el bien de la mujer y un derecho». Así hasta asumir este pensamiento como propio y bueno. La sociedad esta anestesiada. Por eso es necesaria la labor del rescatador ante los abortorios. Estás allí, muestras imágenes de abortos y te das cuenta de que las mujeres no saben lo que le van a hacer al bebé. Creen que no va a sufrir. Creen que es un pólipo o una peca gorda que te quitas de la espalda por si acaso.
- ¿Qué ofrece un rescatador?
Nosotras estamos ofreciendo el último bote salvavidas para la madre y para el niño.Incluso para las mujeres que abortan: les ofrecemos ayuda porque el sufrimiento no se queda allí, se va con la mujer de vuelta a casa. Ella deja a su bebé en un recipiente de plástico, pero el agujero de su alma y de su corazón se lo lleva a casa. Les damos nuestros teléfonos personales y de la asociación y estamos las 24 horas del día pendientes de hablar con ellas cuando tienen un bajón, de llevarlas a confesar si lo necesitan… Este año incluso una rescatadora se va de vacaciones con una de las mamás que abortó en su momento, y está pasando el SPA [Síndrome PostAborto].
- ¿Cuáles son los principales obstáculos a vuestra labor?
Los criterios de las personas poco formadas. Nadie en su sano juicio puede defender hoy, después de ver cómo se forma la vida humana dentro del útero; que abortar ayuda a la mujer. ¿A qué la ayuda? ¿Le da un trabajo? ¿Le paga la hipoteca? ¿Le cura una enfermedad matar al niño? Hay que formarse intelectualmente y espiritualmente.
También nos gustaría tener un poco mas de apoyo de las administraciones públicas. Echamos en falta, por ejemplo, un local en Badajoz para poner el museo de la vida.
El aborto es el suicidio de toda la sociedad, de todo un país; y aceptarlo como un mal menor, aunque sea uno solo, no es una opción.
- ¿Y cuáles los apoyos, o los frutos que compensan tanta dedicación?
Tenemos que estar muy felices y contentas, porque poco a poco se ven los frutos que está dando nuestra perseverancia. Los vecinos te saludan con suma amabilidad y nos llaman para ayudar cuando tienen cosas de bebés como carritos, cunas, etcétera, porque saben que nuestras mamás no tienen recursos.
Algunos de los niños rescatados ya ha cumplido su primer añito de vida y sus mamás nos envían las fotos del bautizo o vienen a saludarte desde otra ciudad. Es un nexo que no se rompe aunque no volvamos a vernos. Hace unos días recibí una llamada al móvil de una chica rumana a la que ayudamos a tener a su hija y no había vuelto a ver en todo el año; me llamó llorando para decirme que ese día había empezado a andar.
Los apoyos y los alicientes para seguir adelante también los recibimos de nuestras propias familias, y de pensar que estamos trabajando para dejarles el mundo y la sociedad que deseamos. Aunque estamos «con la página en construcción» todavía, y sean ellos los que tendrán que terminarla.
- ¿Cómo colaborar?
Hay que formarse. Saber que a los dieciocho días el musculo del corazón de un bebé no nacido comienza a latir de forma independiente y autónoma te cambia la percepción del neonato. Saber que ese corazón impulsa su propia sangre y no la de la madre, es asombroso. Saber que sueña que se le puede hacer un electroencefalograma a su cerebro… ¡Es una persona! Y a las personas el Estado las defiende, no las mata.
La Asociación Círculo AMAVI visita los colegios e imparte esta serie de conocimientos, que nuestros niños asimilan con ojos como platos y las boquitas muy abiertas. Necesitamos que los padres soliciten a las direcciones de los colegios nuestras visitas y exposiciones.
La Asociación Circulo AMAVI mantiene una cuenta abierta para casos extremos de necesidad en la Caixa nº 2100 4743 1902 000 80 886. A veces, el dinero también es necesario.

NOS HAN ROBADO EL AMOR

“Verdad y bondad en el vínculo conyugal” es el tema de la lectio magistralis (lección magistral) del cardenal Carlo Caffarra, arzobispo de Bolonia, en el Teatro Manzoni de esta ciudad el 12 de septiembre del 2013, en el ámbito del encuentro “La Familia seno del yo”. Partiendo de la evidencia de que, en muchos sistemas, se reconoce la unión entre cónyuges homosexuales, el arzobispo reafirma su posición en lo concerniente a la verdad y al bien de la unión conyugal dando por supuesto que el matrimonio, en su naturaleza profunda, “no es solamente el fruto de un consenso social”.

El cardenal explica: “Objetivamente – es decir: no lo que se piense o no se piense; de lo que se tenga ganas o no se tenga ganas- la definición de unión conyugal, implícita en el reconocimiento de la pareja homosexual, se desvincula completamente de la unión conyugal propia al origen de la persona humana. La unión conyugal homosexual es incapaz de establecer las condiciones necesarias para la aparición de una nueva vida humana. Por lo tanto habrá que decir una de dos: o no podemos pensar en la unión conyugal homosexual como forma válida, o el origen de nuevas personas humanas no tiene nada que ver con la unión conyugal”.

“Una de las palabras claves de la propuesta cristiana, el amor, ha sido tomada por la cultura moderna y manipulada de manera que ha llegado a ser un término vacío de significado, una especie de recipiente dónde cada uno puede depositar lo que siente. Hoy en día la verdad sobre el amor es un tema en el que es difícil ponerse de acuerdo. [...] Los testigos de la verdad en la unión conyugal tendrán una vida difícil, como sucede a menudo a los testigos de la verdad. Por consiguiente, esta es –concluye el arzobispo- la tarea más urgente del educador”.



El Papa: «Leer el Evangelio te cambia la vida»
En el último Ángelus del mes de julio, el Papa Francisco ha vuelto a invitar a los fieles a leer cada día un fragmento del Evangelio, porque hacerlo «te hace conocer a Jesús verdadero, te hace conocer a Jesús vivo; te habla al corazón y te cambia la vida»
Noticia digital (28-VII-2014)

Justo antes de que termine el mes de julio y miles de personas disfruten de más tiempo libre durante sus vacaciones, el Papa Francisco ha vuelto a proponer la lectura diaria de un pasaje del Evangelio para provocar el cambio personal que tantas personas buscan. Ante miles de peregrinos llegados de todo el mundo, el Santo Padre recordó que «quien conoce a Jesús, quien lo encuentra personalmente, permanece fascinado, atraído por tanta bondad, tanta verdad, tanta belleza, y todo en una gran humildad y sencillez. Buscar a Jesús, encontrar a Jesús, éste es el gran tesoro».
...pero tú eres otro
El Pontífice explicó que «el Evangelio te hace conocer a Jesús verdadero, te hace conocer a Jesús vivo; te habla al corazón y te cambia la vida. Y entonces sí, dejas todo. Puedes cambiar efectivamente el tipo de vida, o puedes seguir haciendo lo que hacías antes, pero tú eres otro, has renacido: has encontrado lo que da sentido, lo que sabor, que da luz a todo, también a las fatigas, también a los sufrimientos y también a la muerte. Leer el Evangelio, leer el Evangelio. Hemos hablado de esto. ¿Lo recordáis? Cada día leer un pasaje del Evangelio, y también llevar un pequeño Evangelio con nosotros, en el bolsillo, en la cartera. En cualquier caso tenerlo a mano. Y allí, leyendo un pasaje encontraremos a Jesús».
La experiencia de los santos
La propuesta del Papa viene avalada por la experiencia de un incontable número de cristianos a lo largo de la Historia, como el poverello de Asís, del que tomó su nombre: «Cuántas personas –dijo el Papa–, cuántos santos y santas, leyendo con corazón abierto el Evangelio, se han sentido tan conmovidos por Jesús, que se han convertido a Él. Pensemos en san Francisco de Asís: él ya era cristiano, pero un cristiano al agua de rosas. Cuando leyó el Evangelio, en un momento decisivo de su juventud, encontró a Jesús y descubrió el Reino de Dios, y entonces todos sus sueños de gloria terrena se desvanecieron».
El Reino de Dios es Dios que reina en tu vida
Al explicar las lecturas de la Liturgia del domingo, el Papa desmenuzó la expresión «encontrar el Reino de Dios», que tantas veces se utiliza en la Liturgia y en la vida ordinaria de la Iglesia sin llegar a desentrañar su profundidad, su hondura y su compromiso personal: «Todo adquiere sentido cuando allí, en el Evangelio, encuentras este tesoro, que Jesús llama el Reino de Dios, es decir, Dios que reina en tu vida, en nuestra vida; Dios que es amor, paz y alegría en cada hombre y en todos los hombres. Esto es lo que Dios quiere, es aquello por lo cual Jesús se ha dado a sí mismo hasta morir en una cruz, para liberarnos del poder de las tinieblas y trasladarnos al reino de la vida, de la belleza, de la bondad, de la alegría. Leer el Evangelio es encontrar a Jesús, es tener esta alegría cristiana, que es un don del Espíritu Santo».
Y concluyó: «Queridos hermanos y hermanas, la alegría de haber encontrado el tesoro del Reino de Dios se transparenta, se ve. El cristiano no puede tener escondida su fe, porque transluce en cada palabra, en cada gesto, incluso en los más simples y cotidianos: transluce el amor que Dios nos ha dado mediante Jesús».

EL DECÁLOGO DE FRANCISCO PARA SER FELIZ

Vivir y dejar vivir a los demás. Compartir el domingo en familia y jugar con los niños. Olvidarse de lo negativo y darse a los demás. Estos son algunos de los consejos que da el santo padre Francisco en su decálogo para ser feliz publicado por Pablo Calvo en su entrevista al Pontífice para la revista argentina 'Viva'. ¿Cuál es la fórmula de la felicidad?, preguntó el periodista. Y explica: "no esquiva la pregunta, y entonces el Papa argentino, en esta respuesta puntual y en el resto de la charla, se anima a ensayar una receta para ser feliz".

"He aquí diez elementos de esa pócima que parece inalcanzable, pero que Francisco convida", introduce Pablo Calvo
1.     Viví y dejá vivir: “Acá los romanos tienen un dicho y podríamos tomarlo como un hilo para tirar de la fórmula esa que dice: 'Anda adelante y deja que la gente vaya adelante'. Viví y dejá vivir, es el primer paso de la paz y la felicidad”.
2.  Darse a los demás: “Si uno se estanca, corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe”.

3. Moverse remansadamente: “En Don Segundo Sombra hay una cosa muy linda, de alguien que relee su vida. El protagonista. Dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo; que de adulto era un río que andaba adelante y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lentamente remansado. Yo utilizaría esta imagen del poeta y novelista Ricardo Güiraldes, ese último adjetivo, remansado. La capacidad de moverse con benevolencia y humildad, el remanso de la vida. Los ancianos tienen esa sabiduría, son la memoria de un pueblo. Y un pueblo que no cuida a sus ancianos no tiene futuro”.
4.  Jugar con los chicos: “El consumismo nos llevó a esa ansiedad de perder la sana cultura del ocio, leer, disfrutar del arte. Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le preguntaba: '¿Cuántos hijos tenés? ¿Jugás con tus hijos?' Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los chicos es clave, es una cultura sana. Es difícil, los padres se van a trabajar temprano y vuelven a veces cuando sus hijos duermen, es difícil, pero hay que hacerlo”.
5.   Compartir los domingos con la familia: “El otro día, en Campobasso, fui a una reunión entre el mundo de la universidad y el mundo obrero, todos reclamaban el domingo no laborable. El domingo es para la familia”.

6.  Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo: “Hay que ser creativos con esta franja. Si faltan oportunidades, caen en la droga. Y está muy alto el índice de suicidios entre los jóvenes sin trabajo. El otro día leí, pero no me fío porque no es un dato científico, que había 75 millones de jóvenes de 25 años para abajo desocupados. No alcanza con darles de comer: hay que inventarles cursos de un año de plomero, electricista, costurero. La dignidad te la da el llevar el pan a casa”.
7.  Cuidar la naturaleza:Hay que cuidar la creación y no lo estamos haciendo. Es uno de los desafíos más grandes que tenemos”.

8. Olvidarse rápido de lo negativo: “La necesidad de hablar mal del otro indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro. Olvidarse rápido de lo negativo es sano”.
9.    Respetar al que piensa distinto: “Podemos inquietar al otro desde el testimonio, para que ambos progresen en esa comunicación, pero lo peor que puede haber es el proselitismo religioso, que paraliza: 'Yo dialogo contigo para convencerte', no. Cada uno dialoga desde su identidad. La Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”.
10.  Buscar activamente la paz: “Estamos viviendo en una época de mucha guerra. En África parecen guerras tribales, pero son algo más. La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siempre es una paz activa”.

27 de julio de 2014

FRANCISCO: LOS OBISPOS DEBEMOS DAR EJEMPLO DE LA UNIDAD EN LA IGLESIA

En la conversación con el clero de Caserta, el Papa habla de unidad entre obispos, religiosidad popular, indica cómo ser un sacerdote del tercer milenio y explica los fundamentos del sacerdote diocesano.
Francisco visitó este sábado, 26 de julio, la ciudad italiana de Caserta, y antes de celebrar la eucaristía en la plaza acompañado por una gran multitud de fieles, tuvo ocasión de reunirse con los sacerdotes de la diócesis. A ellos les reconoción que se sentía un poco "culpable" por haber creado tantos problemas en el día de la fiesta patronal. "Yo no lo sabía. Y cuando llamé al obispo para decirle que quería venir a hacer una visita privada, aquí, a un amigo, el pastor Traettino, él me dijo: '¡Ah, justo el día de la fiesta patronal!' Y en seguida pensé: 'Al día siguiente aparecerá en todos los periódicos: en la fiesta patronal de Caserta el Papa ha ido a ver a los protestantes'. Bonito título ¿eh? Y así lo hemos preparado, un poco deprisa, pero, me ha ayudado mucho el obispo, y también la gente de la Secretaria de Estado. He dicho al sustituto, cuando le he llamado: 'Pero, por favor, quítame la cuerda del cuello'. Y lo ha hecho bien".
En el encuentro que mantuvo con los sacerdotes, el Santo Padre respondió a cuatro preguntas que le hicieron los allí presentes. El Pontífice habló sobre la importancia de la unidad entre los obispos, sobre la piedad popular, dio las claves para ser un sacerdote del tercer milenio y cómo vivir como sacerdote diocesano.
El primero en preguntar fue el vicario general de Caserta, quien reconoció el bien que el Santo Padre está haciendo con sus palabras en relación a la conversión espiritual, íntima y personal. Pero, el vicario le pidió una intervención sobre cuestiones más prácticas. De este modo, el vicario explicó que la diócesis de Caserta tiene "fronteras absurdas", municipios que están divididos a mitad con otras diócesis. Por eso, el vicario pregunta cómo se pueden poner de acuerdo los obispos para resolver estas situaciones.
Francisco explicó que los obispos no pueden hablar mal unos de otros, porque "esto rompe precisamente la unidad de la Iglesia. Esto no es de Dios". Y añade "nosotros, los obispos, debemos dar el ejemplo de la unidad que Jesús ha pedido al Padre para la Iglesia". Por esto, el Papa propone "decir las cosas a la cara". Yo prefiero -ha manifestado el Santo Padre- que se griten cuatro cosas de esas fuertes y después se abracen y no que se hable a escondidas uno de otro. En la unidad de la Iglesia es importante la unidad entre los obispos, afirmó. El Pontífice puso como ejemplo otra diócesis -no italiana- en la que se rehicieron los límites por la ubicación del tesoro de la catedral y están en conflicto en los tribunales desde hace más de 40 años. "Por dinero: ¡esto no se entiende! ¡Es aquí donde el diablo festeja! Es él quien gana", advirtió. Finalmente, el Papa observó que el Espíritu Santo ha querido que en la Iglesia haya variedad de carismas, "unidad en la diversidad de cada uno, sin que ninguno pierda la propia personalidad", subrayó.
La siguiente pregunta, realizada por un párroco, fue sobre la piedad popular. "¿Qué sugerencia puede darnos para una pastoral que sin mortificar la piedad popular, pueda relanzar el primado del Evangelio?" Y para hablar de piedad popular, Francisco mencionó lo que Pablo VI describía en Evangelii Nuntiandi, donde decía que a veces la piedad popular debe ser también evangelizada.
La verdadera piedad popular -afirmó el Papa- nace de ese sensus fidei del que habla este documento conciliar y guía en la devoción de los santos, de la Virgen, también con expresiones folklóricas en el buen sentido de la palabra. A propósito, Francisco hizo referencia a los jóvenes. "Los jóvenes realmente quieren este protagonismo misionero y aprenden de aquí a vivir una forma de piedad que se puede también decir piedad popular: el apostolado misionero de los jóvenes tiene algo de la piedad popular", afirmó. Por otro lado, el Pontífice observó que los confesionarios de los Santuarios "son un lugar de renovación para nosotros, sacerdotes y obispos. Son un curso de actualización espiritual, por el contacto con la piedad popular".
En una tercera pregunta, Francisco propone caminos, fantasiosos y creativos para los sacerdotes del tercer milenio. Para ser creativos no hay otro camino que la oración, afirmó el Papa. "Un obispo que no reza, un sacerdote que no reza, ha cerrado la puerta, ha cerrado la puerta de la creatividad. Es precisamente en la oración cuando el Espíritu te hace sentir una cosa, viene el diablo y te hace sentir otra; pero en la oración está la condición para ir adelante", explicó. La Iglesia sin oración se convierte en una ONG, advirtió el Santo Padre. Del mismo modo, reconoció que muchas veces la creatividad te lleva a la cruz, pero "cuando viene de la oración, da fruto". Y así, el Papa recordó que es importante la doble trascendencia: hacia Dios y hacia el prójimo.
Y junto con la creatividad y la trascendencia, Francisco habló de la cercanía. "No asustarse de nada. Ser cercano. El hombre de Dios no se asusta", subrayó. Y esta cercanía, observó, "se trata de cercanía a una cultura, cercanía a las personas, a su forma de pensar, a sus dolores, a sus resentimientos". Y junto a estas recomendaciones, el Pontífice habló de diálogo: "para dialogar son necesarias dos cosas: la propia identidad como punto de partida y la empatía con los otros". De este modo, habló también del proselitismo haciendo referencia a las palabras del papa Benedicto XVI: "la Iglesia no crece por proselitismo, sino por atracción". Esta atracción -añadió el Papa- es esta empatía humana que después es guiada por el Espíritu Santo.
Por tanto, quiso resumir Francisco, el perfil del sacerdote de este siglo tan secularizado es "un hombre de creatividad, que sigue el mandamiento de Dios -'crear las cosas'-, un hombre de transcendencia, tanto con Dios en la oración, como con los otros, siempre: un hombre de cercanía que se acerca a la gente. Alejar a la gente no es sacerdotal y de esta actitud la gente a veces se cansa, y aún así viene igualmente donde nosotros. Pero quien acoge a la gente y está cerca de ellos, dialoga con ellos, lo hace porque se siente seguro de la propia identidad, que lo empuja a tener un corazón abierto a la empatía".
La última pregunta para el Obispo de Roma fue sobre cuál es "el fundamento de una espiritualidad del sacerdote diocesano". Al respecto, el Santo Padre explicó que el sacerdote debe tener contemplación, una capacidad de contemplación tanto hacia Dios como hacia los hombres. Pero, especifica, el centro de la espiritualidad del sacerdote diocesano está en la "diocesanidad". La espiritualidad de un religioso es la capacidad de abrirse a los otros en la comunidad. Sin embargo, la espiritualidad del sacerdote diocesano es abrirse a la diocesanidad. A propósito, Francisco añadió "y vosotros -religiosos que trabajáis en parroquia tenéis que hacer las dos cosas, por esto el dicasterio de obispos y el dicasterio de la vida consagrada están trabajando en una nueva versión de la Mutuae relationes, porque el religioso tiene las dos pertenencias".
Volviendo a la diocesanidad, el Santo Padre indicó que significa tener "relación con el obispo y relación con los otros sacerdotes". La relación con el obispo es importante, es necesaria. Un sacerdote diocesano no puede estar desligado del obispo, observó el Papa.
Algo que no es fácil, reconoció Francisco. "Ponerse de acuerdo con el obispo no siempre es fácil, porque uno piensa de una manera, otro piensa de otra, ¡pero se puede discutir... y que se discuta! ¿Y se puede hacer con voz fuerte? ¡Que se haga! Cuántas veces un hijo discute con su padre y al final permanecen siempre padre e hijo", explicó el Papa. Asimismo, pidió tener la humildad de aceptar una corrección.
El enemigo de estas dos relaciones son los chismorreos. "Los chismorreos son el enemigo más fuerte de la diocesanidad, es decir, de la espiritualidad", advirtió.
Por otro lado, indicó que la alegría es el signo de que estas dos relaciones van bien. Y añadió: "así como la amargura es el signo de que no hay una verdadera espiritualidad diocesana". "Uno puede enfadarse, es también sano enfadarse una vez. Pero el estado de enfado no es del Señor y lleva a la tristeza y a la discusión", concluyó el  Santo Padre.
Ciudad del Vaticano, 27 de julio de 2014 (Zenit.orgRocío Lancho García 

Papa Francisco a la hora del Ángelus: todo se pierde con la



El cristiano no puede tener escondida su fe porque se transparenta en cada palabra y en cada gesto, puesto que el cristiano verdadero cambia en profundidad su vida. Lo dijo el Papa Francisco antes de rezar el Ángelus del último domingo de julio al comentar las parábolas del Evangelio del día, la del tesoro escondido en el campo y la de la perla preciosa. Después pidió por el fin de los conflictos en curso en el mundo; en Oriente Medio, Irak y Ucrania y recordó que hace cien años comenzaba la Primera Guerra Mundial.

Queridos hermanos y hermanas: Mañana se cumple el centésimo aniversario del estallido de la Primera Guerra Mundial, que causó millones de víctimas e inmensas destrucciones. Este conflicto que el Papa Benedicto XV, calificó como inútil masacre, desembocó después de cuatro largos años, una paz que resultó más frágil. Mañana será una jornada de luto en recuerdo de este drama. Al tiempo que recordamos este trágico suceso, expreso el anhelo  de que no se repitan los errores del pasado sino que se recuerden los lecciones de la historia haciendo que prevalezcan  siempre las razones de la paz mediante un diálogo paciente y valiente. 
“En particular mi pensamiento va a tres áreas de crisis: aquella medio oriental, la de Irak y aquella de Ucrania. Les pido que continúen uniéndose a mi oración para que el Señor conceda a las poblaciones y a las Autoridades de aquellas zonas la sabiduría y la fuerza necesarias para llevar adelante con determinación el camino de la paz, afrontando toda diatriba con la tenacidad del diálogo y de la negociación y con la fuerza de la reconciliación. Que al centro de cada decisión nos se pongan los intereses particulares, sino el bien común y el respeto a toda persona. 

LAS CUATRO OPCIONES DE LOS CRISTIANOS EN IRAQ

Convertirse, pagar, huir o morir


Asumir el Corán en contra de su voluntad, pagar el impuesto para los no musulmanes (450$), huir sin nada o esperar el filo de la espada del islam en sus cuellos. Este es el destino de cuatro direcciones, sin garantías, al que se enfrentan 75.000 cristianos en el norte de Iraq. La comunidad internacional denuncia la situación y las redes sociales se vuelcan.


No tienen miedo y, apesar de las amenazas, los jóvenes iraquíes sacan valor para levantar pancartas que rezan con orgullo "Soy iraquí, soy cristiano".

Los cristianos en el norte de Iraq sufren una masacre que cada día deja mártires en iglesias y casas que después son saqueadas, quemadas y selladas con una 'N' de Nazareno en la puerta. Marcados, humillados, vejados, maltratados y hasta ejecutados, casi 75.000 cristianos, de los 2 millones de habitantes en Mosul, reivindican una libertad religiosa que ha cercenado el Estado Islámico.

Gobiernos de todo el mundo, tímidamente, han alzado la voz repudiando el comportamiento de los islamistas radicales hacia los cristianos. Pero su denuncia aún no es suficiente o, al menos efectiva, porque no conlleva ninguna solución a corto plazo. El Ministerio de Exteriores español ha denunciado el "sectarismo violento" que se ejerce yha condenado el ultimátum lanzado por los grupos violentos contra la minoría de cristianos en Mosul. Por su parte, el Papa Francisco, durante el rezo del Ángelus el pasado domingo, reprendió la acción persecutoria en Iraq "sigo muy de cerca la situación de los cristianos" e impartió su bendición para todo el oriente cristiano asegurando que siempre está presente en sus oraciones por la paz y la seguridad.

Sin embargo, es en las redes sociales, a través de los hagstag #quesesepa,#porloscristianosperseguidos, #prayforirak, donde miles de personas están llamadas a dar a conocer lo que ocurre y reclamar una respuesta internacional.

Mientras, las fuerzas yihadistas siguen repartiendo terror en Iraq. El último ataque, el asesinato de un profesor musulmán por defender los derechos de los cristianos en el territorio, ha conmocionado a la comunidad cristiana internacional pero no se convierte en un punto de inflexión en Mosul. La práctica totalidad de los cristianos siguen abocados a huir de su país, donde la religión cristiana enraizó mucho antes que la árabe, que lo hizo en el siglo VII.

En los últimos diez años han huído medio millón de cristianos de esta zona. Por lo que no son muchos los cristianos que quedan en Iraq y los pocos que aún resisten están pidiendo auxilio porque no saben qué futuro les espera. En 2003 había 2 millones de cristianos, hoy no son más de 300.000 y en Mosul son casi 75.000, pero no por mucho tiempo. Las iglesias se han convertido en refugio y sepultura, en testigo presente de una masacre que, en silencio, exclama una reacción del mundo.

Mosul, con 'N' de Nazareno

Es la provincia que más cristianos tiene de Iraq, la mayoría de ellos asirios caldeos que siguen la Iglesia Católica de Roma. Sobreviven en pequeñas poblaciones de alrededor de Mosul-Nínive, pero desde hace poco son 10.000 menos. El Estado Islámico de Iraq impuesto en el teritorio desde el pasado 10 de junio los ha ejecutado y sigue haciéndolo por defender sus creencias religiosas.

Y los métodos que utilizan para llevar a cabo un proyecto deexterminación étnica son cada vez más radicales. Empezaron con la quema de casas e iglesias, con el asesinato furtivo en plena calle y el castigo en público con maltrato físico. Ahora las puertas de los cristianos  también se sellan con la letra 'N' en árabe. Ene de 'Nazarenos', letra que hace de señuelo y que legítima a los islamistas la entrada a los hogares que después saquean.

Ahora también le  ponen precio a la convicción cristiana. El Estado Islámico ha impuesto una paga mensual a los no musulmanes, la jizya, a cambio de hacer la vista gorda a su confesión religiosa. Pero la cantidad (450$) resulta inasumible para unas personas que prácticamente lo han perdido todo excepto su fe.

Son cerca de medio millón los cristianos iraquíes que han huído en menos de diez años, pero muchos aún no se atreven a hacerlo porque no quieren abandonar su lugar de origen, tierra cristiana desde hace más de 2.000 años. 

Ni rastro del origen cristiano en el norte de Iraq


Iraq es en el año 2014 una sociedad multiétnica, multicultural y multireligiosa, en la que predomina el culto al islam en un 96%. Los cristianos asirios caldeos, como el iraquí huido de Mosul, Raad Salam Naaman, representan el 3%. Sin embargo, la convivencia religiosa ya no tiene cabida.

Raad Salam explica en cope.es, que en tiempos de Saddam Hussein había una cierta libertad religiosa "fruto del regimen dictatorial que imperaba entonces con un líder laico". Pero ahora apunta a que el problema es mucho mayor: "Se ha instaurado un régimen político religioso islamista radical que quiere erradicar cualquier religión que no sea el islam". De hecho, confiesa que tiene miedo cuando piensa en el futuro "con todo lo que he vivido y visto en mi país, sufro mucho con el aumento del radicalismo y el fanatismo islámico, el mismo que me condenó a muerte y del que conseguí huir con la ayuda de mi padre".

Raad Salam Naaman, reside actualmente en España, y no duda en recurrir a la historia, que la conoce de carrerilla, para aclarar que los orígenes de su país son cristianos:"La presencia árabe en Mesopotamia empezó en el siglo VII, cuando el Califa Omar, conquistó Iraq en el año 637, Siria en el 638, Palestina en el 641, Egipto en el 642 y Persia en el 644". Desde la llegada del islam a Mesopotamia, "no se conoce la paz ni la tranquilidad allí".

Con el objetivo de borrar su rastro en Iraq, el Estado Islámico abona cada día con sangre cristiana el terreno sobre el que pretende enraizar el islam.

A un lado Siria, al otro Irán

La situación de auxilio, ayuda o asilo para los que huyen, también es incierta. Irán está en plenas negociaciones con occidente y cualquier movimiento podría perjudicar su reinserción en el escenario internacional. El panorama en Siria es casi peor con una guerra civil que se acerca a las 200.000 víctimas inocentes. La violencia sectaria ha llevado a muchos a buscar protección en el Kurdistán, pero allí apenas quedan recursos para atenderles. Arabia Saudí tampoco es opción, de allí procede parte de la financiación de los grupos yihadistas sunníes.

Queda la pasarela hacia Jordania, una alternativa nada alentadora con la actualidad que vive su país vecino Israel. La escapatoria pasa por una solución internacional, según indica Raad Salam, lo improbable pero eficaz sería "la cooperación entre Irán, Turquía y EE.UU.", una posibilidad que ve difícil de llevar a cabo.

PINCHA AQUÍ
 para escuchar la entrevista de Raad Salam Naaman, cristiano católico iraquí que huyó de Mosul.

FRANCISCO EN EL ÁNGELUS: EL EVANGELIO TE HACE CONOCER A JESÚS VERDADERO Y VIVO; TE HABLA AL CORAZÓN Y TE CAMBIA LA VIDA. LA PRIMERA GUERRA FUE UNA “INÚTIL MASACRE”,

 (RV). El descubrimiento del Reino de Dios puede venir de improviso, como en la parábola del campesino que encuentra un tesoro, o después de una larga búsqueda, como el mercader de perlas finas que encuentra la perla preciosa tanto tiempo soñada, explicó el Obispo de Roma en su reflexión previa a la oración mariana del Ángelus, en la Plaza de san Pedro repleta de peregrinos, en el caluroso mediodía romano.

“Tanto el tesoro como la perla valen más que todos los otros bienes” –dijo Francisco–, por eso el campesino y el mercader se dan cuenta inmediatamente del valor incomparable de lo que han encontrado y están dispuestos a perder todo con tal de tenerlos.

Así es el Reino de Dios –afirmó el Papa–, “quien encuentra personalmente a Jesús queda fascinado, atraído por tanta bondad, tanta verdad, tanta belleza, y todo con gran humildad y simplicidad. San Francisco de Asís que ya era un cristiano, pero de “agua de rosas”, cuando lee el Evangelio todos sus sueños de gloria terrena se desvanecen”. “El Evangelio te hace conocer a Jesús verdadero y vivo; te habla al corazón y te cambia la vida, eres otro, has renacido. Has encontrado lo que da sentido, sabor y luz a todo, también a las fatigas, los sufrimientos, también a la muerte”. Todo adquiere sentido cuando encuentras este tesoro que Jesús llama el Reino de Dios, esto es, Dios que reina en tu vida, en nuestra vida. Francisco aseveró: “Esto es lo que Dios quiere y es por esto que Jesús se entregó a sí mismo hasta la muerte en cruz, para liberarnos del poder de las tinieblas y transferirnos al reino de la vida”.

Y concluyó exhortando: la alegría de haber encontrado el tesoro del Reino de Dios se transparenta se ve, recemos por intercesión de la Virgen María, para que venga a nosotros y en el mundo entero su Reino de amor de justicia, de paz.

“Inútil masacre”

Después de la oración y bendición, haciendo referencia al centésimo aniversario de la Primera Guerra Mundial, Francisco Papa dijo que se trató de una “Inútil masacre”, que causó millones de víctimas con inmensas destrucciones, y pidió “que no se repitan los errores del pasado, sino que se tengan presentes las lecciones de la historia, haciendo siempre prevalecer las razones de la paz mediante un dialogo paciente y valiente”.

El Sucesor de Pedro manifestó que “en particular mi pensamiento va a tres áreas de crisis: aquella medio oriental, la de Irak y aquella de Ucrania. Les pido que continúen uniéndose a mi oración para que el Señor conceda a las poblaciones y a las Autoridades de aquellas zonas la sabiduría y la fuerza necesarias para llevar adelante con determinación el camino de la paz, afrontando toda diatriba con la tenacidad del diálogo y de la negociación y con la fuerza de la reconciliación. Que al centro de cada decisión nos se pongan los intereses particulares, sino el bien común y el respeto a toda persona.

El Estado Islámico destruye brutalmente la tumba del profeta Jonás en Mosul

INSTÓ A «DECIR NO AL MAL, A LA VIOLENCIA Y A LA VEJACIÓN»

El Papa alienta a rebelarse contra la corrupción en Caserta, territorio de la Camorra
El Papa Francisco pidió hoy a los ciudadanos de Caserta, una ciudad ubicada al norte de Nápoles, tener el valor de negarse «a cualquier tipo de corrupción e ilegalidad», durante la homilía que leyó ante 200.000 personas. «Vuestra tierra solicita ser tutelada y preservada, pide tener el valor de decir que no a cualquier tipo de corrupción e ilegalidad, todos sabemos qué nombre tiene esta corrupción y esta ilegalidad, y os pide a todos ser siervos de la verdad y asumir en cada situación el estilo de vida del Evangelio», afirmó.
Estas palabras fueron pronunciadas por el obispo de Roma durante la misa que ofició este sábado en la plaza de Carlos III, frente al Palacio Real de Caserta, en honor a su patrona, Santa Ana.
El Papa Francisco instó a los presentes a «decir no al mal, a la violencia y a la vejación» para vivir, solicitó, «al servicio de los otros y en favor de la legalidad y del bien común». Estas palabras resonaron en la región de Campania, donde actúa la organización mafiosa Camorra, un mes después de que el máximo representante de la Iglesia católica dijese que los mafiosos están excomulgados durante una visita que realizó a Calabria, el pasado 21 de junio.
El papa Francisco aterrizó este sábado en Caserta a las 15.48 hora local (13.48 GMT) para reunirse primero con los sacerdotes de la diócesis de la ciudad italiana y pronunciar después un sermón en honor a la patrona Santa Ana. Desde primeras horas de la mañana miles de personas acudieron a la plaza para poder ver al pontífice e, incluso, hubo algunos que pasaron la noche a la intemperie para hacerse un hueco en las primeras filas.
Banderas de colores del Vaticano y fotografías del Santo Padre llenaron una plaza en la que ya estuvo san Juan Pablo II en 1992. El Papa regresará a esta ciudad el próximo lunes para reunirse en privado con su amigo y pastor evangélico Giovanni Traettino.
Este viaje se suma a los que ya ha realizado el papa en Italia en su primer año de pontificado y que le han llevado a Lampedusa, Cerdeña, Calabria o Molise.
(La Razón) 

HOMILÍA DEL PAPA EN CASERTA: DAR EL PRIMADO A DIOS SIGNIFICA DECIR NO AL MAL


(RV).-Más de dos cientos mil fieles participaron la tarde del sábado en Caserta, al sur de Italia, en la misa que presidió el Papa Francisco delante del Palacio Real, en la fiesta de Santa Ana, patrona de la ciudad, "que - observó - ha reunido en esta plaza a los diversos componentes de la Comunidad diocesana con el Obispo y con la presencia de las autoridades civiles y de los representantes de varias realidades sociales". El Papa alentó a todos "a vivir la fiesta patronal libre de cualquier condicionamiento, expresión pura de la fe de un pueblo que se reconoce familia de Dios y afirma los vínculos de la fraternidad y de la solidaridad". "Quizás Santa Ana escuchó a su hija María proclamar las palabras del Magnificat: 'Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías' (Lc 1, 51-53)". "Que Ella nos ayude a buscar el único tesoro, Jesús, y nos enseñe a descubrir los criterios del actuar de Dios; Él cambia los juicios del mundo, va en ayuda de los pobres y de los pequeños y llena de bienes a los humildes, que le confían su existencia".

Homilía completa del Santo Padre Francisco en Caserta

Jesús se dirigía a los que lo escuchaban con palabras simples, que todos podían entender. También esta tarde Él nos habla a través de breves parábolas, que hacen referencia a la vida cotidiana de la gente de aquel tiempo. Lo similar del tesoro escondido en el campo y de la perla de gran valor es que tienen como protagonistas a un pobre campesino y a un rico comerciante. El comerciante está desde siempre en busca de un objeto de valor, que sacie su sed de belleza y da la vuelta al mundo, sin rendirse, en la esperanza de encontrar aquello que está buscando. El otro, el campesino, no se ha alejado nunca de su campo y hace el trabajo de siempre, con los acostumbrados gestos cotidianos. Sin embargo para ambos el resultado final es el mismo: el descubrimiento de algo precioso, para uno un tesoro, para el otro una perla de gran valor. Ambos están acomunados también por un mismo sentimiento: la sorpresa y la alegría de haber encontrado la satisfacción de todo deseo. Finalmente, ambos no dudan en vender todo para adquirir el tesoro que han encontrado. Mediante estas dos parábolas Jesús enseña qué es el reino de los cielos, cómo se encuentra, qué se debe hacer para poseerlo.

¿Qué cosa es el reino de los cielos? Jesús no se preocupa en explicarlo. Lo enuncia desde el inicio de su Evangelio: «El reino de los cielos está cerca»; también hoy está cerca en medio de nosotros ¡eh!, sin embargo jamás lo hace ver directamente, sino siempre por reflejo, narrando el actuar de un propietario, de un rey, de diez vírgenes… Prefiere dejarlo intuir, con parábolas y semejanzas, manifestando sobre todo los efectos: el reino de los cielos es capaz de cambiar el mundo, como la levadura oculta en la masa; es pequeño y humilde como un grano de mostaza, que sin embargo se volverá grande como un árbol. Las dos parábolas sobre las cuales queremos reflexionar nos hacen entender que el reino de Dios se hace presente en la persona misma de Jesús. Es Él el tesoro escondido y la perla de gran valor. Se entiende la alegría del campesino y del comerciante: ¡lo han encontrado! Es la alegría de cada uno de nosotros cuando descubrimos la cercanía y la presencia de Jesús en nuestra vida. Una presencia que transforma la existencia y nos abre a las exigencias de los hermanos; una presencia que invita a acoger toda otra presencia, también aquella del extranjero y del inmigrante. Es una presencia acogedora, alegre, fecunda, así es el reino de Dios dentro de nosotros. 

Podrían preguntar: ¿Padre cómo se encuentra el reino de Dios? Cada uno de nosotros tiene un recorrido particular, cada uno de nosotros tiene su camino en la vida. Para alguno el encuentro con Jesús es esperado, deseado, buscado por largo tiempo, como nos es descrito en la parábola del comerciante, que da la vuelta al mundo para encontrar algo de valor. Para otros ocurre de manera improvisada, casi de casualidad, como en la parábola del campesino. Esto nos recuerda que Dios se deja encontrar de todas maneras, porque es Él quien en primer lugar desea encontrarnos y en primer lugar busca encontrarnos: ha venido para ser el “Dios con nosotros”. Y Jesús está en medio de nosotros, hoy está aquí, Él lo ha dicho, yo estoy en medio de ustedes, el Señor está en medio de nosotros. Es Él quien nos busca y se hace encontrar también por quien no lo busca. A veces Él se deja encontrar en lugares insólitos y en tiempos inesperados. Cuando encontramos a Jesús nos quedamos fascinados, conquistados, y es una alegría dejar nuestra acostumbrada manera de vivir, a veces árida y apática, para abrazar el Evangelio, para dejarnos guiar por la lógica nueva del amor y del servicio humilde y desinteresado. La palabra de Jesús está en el Evangelio. No quiero preguntarles aquí, no quiero que respondan, ¿hoy cuántos de ustedes leen un párrafo del Evangelio? No levanten la mano, sólo es una pregunta ¡Cuántos se apresuran por hacer su trabajo para no perderse la telenovela! Tener el Evangelio en la mano, tener el Evangelio en la cómoda, en la cartera, tener el Evangelio en el bolsillo y luego abrirlo un instante y ver las palabra de Jesús y el reino de Dios viene. El contacto con la palabra de Jesús es aquel que nos acerca al reino de Dios. ¡Piensen bien, un evangelio pequeño a la mano, siempre: se abre casualmente y se lee qué cosa dice Jesús. Y Jesús está ahí ¡eh!

¿Qué cosa se debe hacer para poseer el reino de Dios? Sobre esto Jesús es muy claro: no basta el entusiasmo, la alegría del descubrimiento. Es necesario anteponer la perla preciosa del reino a cualquier otro bien terrenal; es necesario poner a Dios en el primer lugar en nuestra vida, preferirlo ante todo. Dar el primado a Dios significa tener el coraje de decir no al mal, no a la violencia, no a los abusos, para vivir una vida de servicio a los demás y en favor de la legalidad y del bien común. Cuando una persona descubre en Dios, el verdadero tesoro, abandona un estilo de vida egoísta y busca compartir con los demás la caridad que viene de Dios. Quien se vuelve amigo de Dios, ama a los hermanos, se compromete en salvaguardar sus vidas y su salud respetando también el ambiente y la naturaleza. Yo sé que ustedes sufren por estas cosas, hoy cuando llegue aquí, uno de ustedes se acercó y me dijo: ¡Padre danos la esperanza! Yo no puedo darles la esperanza. Pero puedo decirles: donde está Jesús, está la esperanza, donde está Jesús los hermanos se aman, se comprometen a salvaguardar sus vidas, su salud, también respetando el ambiente y la naturaleza, y ésta es la esperanza que no desilusiona jamás, aquella que da Jesús. Esto es particularmente importante en esta su hermosa tierra que reclama ser tutelada y preservada, reclama el coraje de decir no a toda forma de corrupción e ilegalidad. Y todos sabemos el nombre de estas formas de corrupción y de ilegalidad. Reclama de todos ser servidores de la verdad y de asumir en cada situación el estilo de vida evangélico, que se manifiesta en el don de si y en la atención por el pobre y el excluido. La Biblia está llena de esto. El Señor dice: ustedes hacen esto, esto … a mí no me importa, a mí me importa que el huérfano sea curado, que la viuda sea curada, que el excluido sea acogido, a mí me importa que la creación sea custodiada. Este es el reino de Dios. La Biblia está llena de esto.

Hoy la fiesta de Santa Ana, a mí me gusta llamarla la abuela de Jesús, es un hermoso día para festejar a las abuelas, cuando incensaba el altar he visto una cosa bellísima: la imagen de Santa Ana no estaba coronada, es la hija la que lleva la corona y esto es hermoso ¡eh!. Santa Ana es la mujer que ha preparado a su hija para convertirse en reina, para convertirse en la reina de los cielos y de la tierra. Esta abuela ha hecho un buen trabajo ¿no?; es la Patrona de Caserta, ha reunido en esta plaza a los diversos componentes de la Comunidad diocesana con el Obispo y con la presencia de las autoridades civiles y de los representantes de varias realidades sociales. Deseo alentar a todos a vivir la fiesta patronal libre de cualquier condicionamiento, expresión pura de la fe de un pueblo que se reconoce familia de Dios y afirma los vínculos de la fraternidad y de la solidaridad. Quizás Santa Ana escuchó a su hija María proclamar las palabras del Magníficat, porque María seguramente ha repetido estas palabras muchas veces. Estas palabras: “ Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías” (Lc 1, 51-53). Que Ella nos ayude a buscar el único tesoro, Jesús, y nos enseñe a descubrir los criterios del actuar de Dios; Él cambia los juicios del mundo, va en ayuda de los pobres y de los pequeños y llena de bienes a los humildes, que le confían su existencia. Tengan esperanza, la esperanza no desilusiona, y a mí me gusta repetírselos: no se dejen robar la esperanza.